Facilita el uso de tus toldos automáticos y aumenta la vida útil del Producto.

Los sensores de viento, lluvias y sol permiten que los toldos se recojan o se extiendan de forma completamente automática en función de las condiciones climatológicas exteriores.

Solución Para Proteger Tus Toldos

La función original de los toldos es proteger los espacios del sol, crear zonas de sombra para aliviar el calor y, a ser posible, evitar que penetren los rayos UV, dado que pueden resultar nocivos si se reciben en exceso. Así, es importante que un toldo esté extendido cuando la incidencia del sol es mayor, pero el usuario no siempre puede desplegarlos a tiempo, por ejemplo, porque no se encuentra en casa.

Evitar roturas y deterioro prematuro
Por otro lado, también cabe la posibilidad de instalar sensores de viento, de funcionamiento similar a los de luz. Aunque, en este caso, el principal objetivo no es proporcionar sombra, sino evitar roturas en la lona o un deterioro prematuro de la misma.

Call Now Button
WhatsApp Consultas vía WhatsApp